Google+ Followers

Google+ Followers

martes, 30 de mayo de 2017

ACTO CULTURAL EN TRIANA



PRESENTACIÓN 
DEL LIBRO “ALGO MÁS”

El día 23 de mayo, en el Centro Cívico Las Columnas del Distrito de Triana se ha llevado a cabo la presentación del último libro de José-María Fedriani.


Con la asistencia de Dña. Trinidad Muñoz y D. José Manuel García, directora y subdirector del Distrito de Triana y de Dña. Manuela Moreno, técnica de Centro.

Después de las correspondientes palabras de saludo y presentación, el autor agradeció su asistencia a las autoridades y a la dirección del  Centro Cívico y desde luego a cuantas personas llenaban el salón. Para, a continuación, invitar a algunas de las personas asistentes, que hubiesen leído algún libro suyo… a que, voluntariamente, comentasen algo que les gustó de alguno de sus anteriores libros.




 



Varias personas comentaron sobre “Océano Íntimo”, “Claves de Vida”, “Grandes Regalos”, “El futuro en mis manos” y “El lagarto verde y otros cuentos del abuelo”.

A continuación, el autor comentó sobre el nuevo libro “ALGO MÁS”, diciendo lo siguiente:

Este nuevo libro mío de RELATOS ALTERNATIVOS yo diría que, sin estar centrados en la misma temática, pero si existe entre ellos una especie de “sintonía” común.


En la contraportada se puede leer:
La vida es algo más. Es más que una aventura. Es más que un sueño o un proyecto. Es más que una lucha arriesgada o un compromiso con la Historia. No se trata de quedarnos sólo en soñar con grandes proyectos y metas, sino de construirlas, día a día. La felicidad no está en encontrar…,  sino en aprender a encontrarnos, cada día. 

Yo me atrevería a decir (ahora, en confianza) que la vida es un recorrido de aprendizaje. Con tu tema fundamental: aprehender a amar.

Pero ¿qué es el Amor?

Pues es algo así como un caleidoscopio. Tiene mil caras, no todas igual de vistosas; aunque, seguramente, todas con su encanto. De todos modos, a mí me parece que es un tema del que no es fácil decir, acertadamente, lo que nos hace percibir este sentimiento que es tan múltiple.

Pues el Amor que unas veces marcha cogido de la mano del Eros; y, con ello, amar es atracción física, es pasión, es goce de la posesión. Y, otras, está henchido de generosidad sin límites, de dilección, de entrega total.

Una “cuestión a resolver” del amor es que para que se dé plenamente, tienen que coincidir, al menos, dos personas:

Por una parte, alguien capaz de ofrecerlo. Y, del otro lado, alguien capaz de acepar ese amor. Pues…, si no hay quien esté para recoger las flores ¿para qué cortarlas y convertirlas en un ramo?, ¿a dónde va el amor… si no existe un alma dispuesta a recibir el racimo de sentimientos que se le ofrece? ¿Cómo lograr cerrar ese “circulo” que cierra la auténtica aventura humana de amar y ser amada o amado?


En el índice aparecen 15 relatos. Sin pretender quitar el interés a nadie, voy a aprovechar este momento para dar unas pinceladas de cada uno de ellos:    

AVIONES, BARCOS Y PALOMAS DE PAPEL
Lo importante en la vida es llegar a saber lo que se quiere. Y luchar por ello, con tesón. Pero esto, tantas veces, nos hace tener que renunciar… a otras muchas cosas, incluso a la gran experiencia del amor en pareja. No por prohibición, sino por opción. Sin que sea un renunciamiento a mantener amor en lo más profundo del corazón.

EL BESO
Si existe una fuerza más grande que la muerte, es el amor. El amor, todo amor (si es verdadero) trasciende a todas las fronteras, incluso la de la muerte. Esta es una historia de esas que calan, que nos hacen tragar saliva. Cargada de romanticismo, también de luz.

SANDRA Y EL GUERRILLERO
¡Cuántas veces hablamos de amores imposibles! Pero ¿el amor tiene fronteras? ¿No hemos dicho que no? En esta historia nos encontramos… ¿lo cuanto o mejor os dejo con la intriga? Bueno, es la hija de un cacique que se enamora de un guerrillero, lógicamente el peor binomio que se pueda dar. Y no faltarán los problemas, que no quiere decir que a estos no se les pueda dar una adecuada solución.   

LA POETISA
A veces la vida nos pone delante personas inolvidables. Todas y todos tenemos experiencia de ello, estoy seguro. Concha, la poetisa es una de esas mujeres que nunca se pueden olvidar. 
La vida nos lleva a encontrar a muchas personas. De ellas, unas quedan para siempre, otras pasan de largo; pero, seguramente aún sin ser muy conscientes de ello, nos van dejando una huella…, marcando alguna diferencia en nuestra vida.

DEL AULA A LA PALESTRA
La generosidad, la grandeza de una persona con vocación de servicio, despierta sentimientos nobles. Y ese aprendizaje, por parte de quienes lo sienten, hace crecer corazones nobles y agradecidos.
Desde éste, un guiño a un relato posterior.

JEATRAI EL BUSCADOR
 Si queremos llegar a algún lugar de la Tierra, hemos de partir (salir) y cruzar caminos, sendas, calles o estepas, hasta desiertos…
Si queremos hacer el camino de la vida (de nuestra vida), nos toca emprenderlo desde donde estamos y, desde luego, también andarlo, hacerlo. Al avanzar… podemos hacer de nuestra búsqueda y andadura una penalidad interminable o gozarla, a tope, con cada paso que damos.

LA ISLA PODRIDA
¿Qué sucedería si nuestros gobernantes (los de cualquier país conocido) llegaran algún día a la conclusión de que su misión es buscar el bien común, el bienestar de todas las personas; valorando la vida y la dignidad de todo el mundo, hasta del último de los seres humanos?
¿Es posible una sociedad sin corrupción, sin violencia, sin injusticias?, ¿es la más grande utopía? Aquí una historia de ciencia ficción, de la que, pienso, se pueden sacar algunos aprendizajes… para nuestra vida en sociedad y para posibles compromisos políticos.

ENAMORARSE, A VECES ES PELIGROSO
Una vez más: ¿y qué pasa si nos tocan las flechas de Cupido en el momento y circunstancia que menos esperamos?
Pero es que el amor tiene muchas formas y para llegar a él, también muy diversos caminos. Hasta ¡caminos sin salida! que, a veces, provocan dolor. 
Aunque, desde luego, siempre es una experiencia ¡que merece la pena ser vivida! ¿O alguien piensa que no?

¿YENDO POR CAMINOS TORCIDOS?
Querámoslo o no, las circunstancias marcan la vida de muchas personas; por no decir de todo ser humano. Y, tantas veces, los imperativos familiares hacen que vayamos teniendo que tomar unas decisiones que, si estuviésemos libres de ataduras… ¡serían bien distintas!
Pero, si además, al tomar nuestras decisiones, erramos… eso nos llevará a cargar con culpas para mucho tiempo, tal vez para toda la vida.
Un relato cargado de agudeza, con su epílogo: aclarando conceptos como sentir, amigabilidad, encantamiento, enamoramiento, amor.  

IDEALES ENCONTRADOS
Esta aventura se desarrolla en Mirana, un lugar que no encontramos en ningún mapa pero que es ese pueblo ideal dónde se puede vivir sin dinero.
Una historia que suena a utopía. Pero digo yo: si todo el mundo supiera (pensara) que su futuro depende de lo que está haciendo ahora (en su momento presente)… ¿haría lo que hace, o quizás estaría sin ocuparse verdaderamente de darle valor a sus actuaciones? Como no es lógico querer llegar a un lugar determinado, sin ponerse a caminar en esa dirección; tampoco lo es pretender ser feliz, sin trabajar por lograr hacer realidad los propios planes o sueños.

LA CRISIS DE JÁNOS Y MYRIAM
¿Amor, desamor?, ¿qué prioriza en muchas de las vidas de pareja que conocemos? No es lo mismo amarse que necesitarse. Pero ¿qué sentido tiene mantener una relación de pareja o familiar que no funciona? Tres son las opciones: mantenerse en la mediocridad (no hacer nada), romper ese “estado anímico” (“pasar página”, que decimos) o replantearse las cosas para, de nuevo, intentar vivir la vida con ilusión y con sentido (renacer). Para la tercera opción es para la que hay que ser más valientes.

CARINA, BUSCADORA DE LUZ
Ésta es la enriquecedora historia (que conocerán quienes leyeren mi libro “EL FUTURO EN MIS MANOS”), de una chica que deseaba encontrarse a sí misma y, dispuesta a cambiar todo lo que fuese necesario para librarse de sus miedos y salir de la mediocridad, opta por pedir ayuda a alguien que la pudiera ayudar. Creo que puede iluminar de positividad a quienes la lean, intentando descubrir pistas para avanzar, serena, armónicamente, en la vida. Abandonar los miedos. Y pasar a ¡dejarnos arrastrar por la Esperanza!

REUNIDOS EN LA PLAYA
La historia la relata un joven con inquietudes y capacidad de liderazgo. Muchas tardes de reúnen un montón de chicas y chicos para charlar, sentados sobre la arena, hasta la caída del sol. ¿Y de qué hablan? De lo que le piden a la vida, de lo que les gustaría que fuese y que no es, de cómo podrían colaborar en mejorar la sociedad y el mundo en el que viven. Es amistad, es compañerismo, es ilusión.  

CONVERSACIONES CON UN CONVERSADOR. Es también una historia ya contada en mi libro “EL FUTURO EN MIS MANOS”, pero la vuelvo a ofrecer porque la considero muy valiosa, como toda una clase, con teoría y práctica, llena de orientaciones para cualquiera que desee acertar a vivir con calidad y dignidad; haciendo realidad los propios sueños.
Partiendo de la base de que para conseguir algo, lo primero que hay que saber es qué es eso que queremos.

VIVENCIAS FELICES EN UN PUEBLO. Se trata de otra historia con mensaje, que ya narré hace años, formando parte del libro “DESDE EL ALFÉIZAR”. Es una invitación (para quienes quieran acogerla) a vivir nuestra existencia creyendo que la felicidad está en compartir, sabiendo amar solidariamente y también perdonando; siempre sin dejar de soñar y esperar algo mejor...
Para quienes se saben amados, salvados, liberados… ¡volverán a sentir que hay que vivir, cada día, con agradecimiento!









Después de esto, ofreció la posibilidad de que el público se manifestara, comentando o preguntando.

Entre otras intervenciones, Dña. Trinidad Muñoz, quiso leer un poema (incluído en uno de los relatos):

Si te digo…
que te quiero
no es que sueñe
con hacerte algo mío
y para siempre:
No te quiero en propiedad,
siendo yo quien lo decide;
como quien adquiere, un día,
una hermosa obra de arte.
Si te digo que te quiero
es porque espero
que nunca le falte
a mi vida (ojalá),
la presencia de la tuya.
No espero hacer
de tus días
una labor de entreguismo;
sino un dichoso
caminar tuyo, diario,
que, conmigo, va
coincidiendo… ¡muchas veces!


Para acabar, José-María Fedriani la invitó a que leyera el poema
  
ALGO  MÁS

¿Qué es la vida?, ¿qué es el amor?,
¿qué la ilusión por llegar a tener lo que se sueña?

Es algo más que arrastrar la existencia.
Unas veces, es la generosidad arriesgada,
aún cargada de añoranzas.
Otras es comprobar que no hay fronteras
para los sentimientos más profundos;
que el amor y la amistad pueden
vencer razonamientos enfrentados
y hacer posible los abrazos…

¿Para qué estamos en el mundo?
¿Nos atrevemos a soñar,
a esperar sin rendirnos ante las dificultades?,
¿respondemos cabalmente al desafío
de “vivir” el gran regalo que poseemos…
de nuestra propia vida? 

Lo real… es lo más hermoso
que siempre nos sucede.
Sólo es ¡lo que es!
Pero ¿todo “siempre te amaré”
es compatible con toda realidad?
Aunque a veces ¿hay amores
que trascienden al espacio y al tiempo,
que ni siquiera la muerte puede
 separar algunos fuertes sentimientos?

¿Qué nos llena de contenido la vida?
¿Acaso la esperanza,
la esperanza más que viva,
que nos lleva a buscar futuros
más armoniosos, más felices?
Sí, es importante luchar por conseguir lo mejor…

Pero, a la vez que hay personas
que nunca se pueden olvidar,
las circunstancias cambian.
Por eso hay que saber
que cada día es nuevo... y único.

Ojalá siempre nos sintamos bien
con cuanto hacemos, procurando
que nuestras acciones
estén marcadas por la justicia.

Que no nos falten nunca las ganas
de buscar, siempre, con ilusión
el encontrar “algo más” en la vida…
Tener claro cuánto hay que hacer
y saber hacerlo.
Y ¡disfrutar al conocer cada verdad!

Una pregunta me hago y quiero hacer,
abierta a los cuatro vientos:
¿Tal vez no habrá alternativas
al desorden social?
Yo creo que… si miramos bien, podemos ver
que ¡hasta en medio
de un montón de estiércol
pueden llegar a crecer
hermosas flores… de muchos colores!

Porque la vida es plural, diversa
y, ¡tantas veces!, sucede lo imprevisto.
Hasta enamorarse… puede ser peligroso,
pues no es fácil asumir las consecuencias
cuando existen abismos insalvables. 

Pero ¿todos los caminos están abiertos?,
¿o existen destinos marcados?

La vida se hace de sentimientos,
de momentos de alegría y de tristezas,
de ganas de alcanzar algo, de sentires.

Claro que… ¿sabemos realmente
lo que es el amor?
¿Dar y recibir?, ¿confiar?,
¿compartir las experiencias más cotidianas,
con alegría?

¿Y si fuera posible vivir
compartiendo todo lo que se es…,
sin mercantilizar, sin poner precio
a lo que hacemos?

¿Quién alcanza la dicha
de tener con quién realizarse,
haciendo la propia historia
junto a otra persona con sus mismos ideales?

Convirtiendo cada crisis
en una oportunidad para recuperar
ilusiones perdidas.
No renunciar nunca a la vida;
sino saber disfrutar de todo
cuanto se dispone…
¡Volver al gozo de dar y recibir a un tiempo…!

Si, en algún momento, nos falta la luz…
¡busquémosla!
En la oscuridad de la noche,
pueden verse las estrellas.
Con la luz del día,
se distingue a las personas.
Mirándolas, podemos encontrarnos;
descubriendo motivaciones
para ser felices ¡llevando
felicidad a otra mucha gente…!

La otra pregunta es: ¿Qué le pido,
qué le pedimos,
qué le pides tú a la vida?
A veces es bueno encontrarse
con alguien para compartir,
respetando otros criterios,
 hasta para soñar con un mundo mejor…
Y ¿por qué no, organizarse
para hacerlo ¡qué es posible!?

Aunque, ciertamente, para llegar
a lograr algo, hay que saber
qué es lo que se quiere.
Pues ¿cómo buscar si no sabemos
lo que queremos encontrar?

Para lograr que nuestros sueños
se hagan realidad ¡hay que despertar!
Y hay que ¡ponerse
a actuar, confiadamente!

Mas no olvidemos  algo
que es clave:
amar es compartir la vida,
amar es coexistencia,
amar (de verdad) es todo un compromiso
solidario y liberador,
que lleva a las almas grandes
a hacer realidad ¡cuánto es posible!,
pues somos manos activas de la Vida. 




domingo, 21 de mayo de 2017

PRESENTACIÓN EN TRIANA


   El Centro Cívico Las Columnas está en la trianera calle Pureza, núm 79 (detrás de la Iglesia de Santa Ana). 

viernes, 3 de febrero de 2017

ALGO MÁS


¿Qué es la vida?, ¿qué es el amor?,
¿qué la ilusión por llegar a tener lo que se sueña?

Es algo más que arrastrar la existencia.
Unas veces, es la generosidad arriesgada,
aún cargada de añoranzas.
Otras es comprobar que no hay fronteras
para los sentimientos más profundos;
que el amor y la amistad pueden
vencer razonamientos enfrentados
y hacer posible los abrazos…




¿Para qué estamos en el mundo?
¿Nos atrevemos a soñar,
a esperar sin rendirnos ante las dificultades?,
¿respondemos cabalmente al desafío
de “vivir” el gran regalo que poseemos…
de nuestra propia vida? 





Lo real… es lo más hermoso
que siempre nos sucede.
Sólo es ¡lo que es!
Pero ¿un “siempre te amaré”
es compatible con toda realidad?
Aunque a veces... ¿hay amores
que trascienden al espacio y al tiempo,
que ni siquiera la muerte puede
 separar algunos fuertes sentimientos?



¿Qué nos llena de contenido la vida?
¿Acaso la esperanza,
la esperanza más que viva,
que nos lleva a buscar futuros
más armoniosos, más felices?
Sí, es importante luchar por conseguir lo mejor…

Pero, a la vez que hay personas
que nunca se pueden olvidar,
las circunstancias cambian.
Por eso hay que saber
que cada día es nuevo... y único.






Ojalá siempre nos sintamos bien
con cuanto hacemos, procurando
que nuestras acciones
estén marcadas por la justicia.

Que no nos falten nunca las ganas
de buscar, siempre, con ilusión
el encontrar “algo más” en la vida…
Tener claro cuánto hay que hacer
y saber hacerlo.
Y ¡disfrutar al conocer cada verdad!





Una pregunta me hago y quiero hacer,
abierta a los cuatro vientos:
¿Tal vez no habrá alternativas
al desorden social?
Yo creo que… si miramos bien, podemos ver
que ¡hasta en medio
de un montón de estiércol
pueden llegar a crecer
hermosas flores… de muchos colores!





Porque la vida es plural, diversa
y, ¡tantas veces!, sucede lo imprevisto.
Hasta enamorarse… puede ser peligroso,
pues no es fácil asumir las consecuencias
cuando existen abismos insalvables. 

Pero ¿todos los caminos están abiertos?,
¿o existen destinos marcados?




La vida se hace de sentimientos,
de momentos de alegría y de tristezas,
de ganas de alcanzar algo, de sentires.

Claro que… ¿sabemos realmente
lo que es el amor?
¿Dar y recibir?, ¿confiar?,
¿compartir las experiencias más cotidianas,
con alegría?

¿Y si fuera posible vivir
compartiendo todo lo que se es…,
sin mercantilizar, sin poner precio
a lo que hacemos?




¿Quién alcanza la dicha
de tener con quién realizarse,
haciendo la propia historia
junto a otra persona con sus mismos ideales?




Convirtiendo cada crisis
en una oportunidad para recuperar
ilusiones perdidas.
No renunciar nunca a la vida;
sino saber disfrutar de todo
cuanto se dispone…
¡Volver al gozo de dar y recibir a un tiempo…!





Si (en algún momento) nos falta la luz…
¡busquémosla!
En la oscuridad de la noche,
pueden verse las estrellas.
Con la luz del día,
se distingue a las personas.
Mirándolas, podemos encontrarnos;
descubriendo motivaciones
para ser felices ¡llevando
felicidad a otra mucha gente…!

La otra pregunta es: ¿Qué le pido,
qué le pedimos,
qué le pides tú a la vida?
A veces es bueno encontrarse
con alguien para compartir,
respetando otros criterios,
 hasta para soñar con un mundo mejor…
Y ¿por qué no, organizarse
para hacerlo... ¡qué es posible!?




Aunque, ciertamente, para llegar
a lograr algo, hay que saber
qué es lo que se quiere.
Pues ¿cómo buscar si no sabemos
lo que queremos encontrar?

Para lograr que nuestros sueños
se hagan realidad ¡hay que despertar!
Y hay que ¡ponerse
a actuar, confiadamente!




Mas no olvidemos  algo
que es clave:
amar es compartir la vida,
amar es coexistencia,
amar (de verdad) es todo un compromiso
solidario y liberador,
que lleva a las almas grandes
a hacer realidad ¡cuánto es posible!,
pues somos manos activas de la Vida.